México 17 - Brasil 0





El sueño de millones de aficionados se cumplió. Cada 5 minutos, la Selección Mexicana de Futbol metió un gol a la invencible escuadra de Brasil, dejando un marcador final de 17-0.
Los 120 mil espectadores que abarrotaron el Estadio Azteca vieron con júbilo cómo una de las estrellas brasileñas, Ronaldinho, se llevaba ambas manos a la cara para cubrir su expresión desencajada ante el largo festejo de Cuauhtémoc Blanco y su mítica cuauhteminha, en una jugada de gol narrada por Enrique El Perro Bermúdez y Raúl Orvañanos.

Con sombrero de charro y rostro pintado de verde, blanco y rojo, la afición festejó en el Angel de la Independencia la victoria sobre los verde amarella, que contagió a toda la República.

Durante los 90 minutos que duró el partido, los mexicanos aficionados al futbol se sintieron orgullosos y eufóricos, aun cuando sólo se trató de una obra de arte: El video México vs. Brasil, que Miguel Calderón presentará a partir del 25 de septiembre en la 26 Bienal de São Paulo, en Brasil.

Calderón (Ciudad de México, 1971), quien acude como representante de México al encuentro, creó una video-instalación que montará en la cafetería del Pabellón de la Bienal, en el Parque Ibirapuera, para evocar el ambiente que se vive en un bar, cantina o en cualquier lugar de reunión donde los aficionados acostumbran ver un partido.

El video reproduce un partido entre ambas escuadras, manipulado mediante edición y algunos trucos tecnológicos para crear una imagen totalmente creíble que dura los dos tiempos de 45 minutos, tiene medio tiempo y la celebración de los aficionados durante y después del encuentro.

"Como concepto, México 17 - Brasil 0 puede parecer una broma, pero lo interesante de este proyecto fue el proceso de hacer el video, que en ningún momento pareciera ficticio. Para mí prácticamente representó hacer un doctorado sobre futbol mexicano y brasileño, pasamos horas enteras calificando (seleccionando) las imágenes para que al momento de editarlas parecieran lo más real posible", comentó el artista en entrevista.

Calderón, cuya obra forma parte de colecciones como la Natasha y Jaques Gelman de Arte Mexicano o la de Fundación Televisa de Arte Contemporáneo, explicó que la elaboración de esta pieza le demandó casi un año de trabajo dentro de archivos videográficos y salas de edición, donde el trabajo más pesado fue el ir encontrando las imágenes adecuadas para que la gente pueda ver un solo partido con los mismos jugadores, con el mismo director técnico y que dure 90 minutos.

"La tecnología te ayuda en detalles como cambiar el color o el número de la camiseta o borrar personajes, que hacen más real el video, pero el trabajo real fue el estar viendo partidos y escogiendo imágenes. Yo no era muy aficionado al futbol, pero después de hacer este video me di cuenta que entre más veía más partidos quería ver", aseguró.

Las imágenes y el trabajo de edición y post producción fueron donados por Fundación Televisa.

"Miguel empezó a revisar videos dentro de los archivos de Televisa Deportes desde antes de que fuera elegido para representar a México. Cuando se nos informó que había luz verde para el proyecto, tuvimos que meter un poco el acelerador e invitamos a Bermúdez y Orvañanos para que hicieran la narración, la cual se hizo sin guión", explicó el director de Artes Visuales de la Fundación, Mauricio Maillé.

Para seleccionar el video México vs. Brasil como representante en la bienal, que tiene como tema curatorial la piratería y manipulación de las imágenes, se conformó un comité de selección entre todos los directores de museos de arte contemporáneo, quienes pidieron a nueve artistas que presentaran un proyectos de los cuales fue elegido el de Calderón, dijo Gabriela López, Coordinadora Nacional de Artes Plásticas del INBA.

"Tenemos mucha fe en esta pieza. Creemos que generará una gran reacción dentro de la bienal, ya que está muy bien hecha, es muy divertida y toca cuestiones simbólicas que traspasan cualquier frontera. El futbol es un fenómeno cultural que tiene impacto igual en México que en Japón", comentó la también coordinadora general del proyecto.

Para Calderón representar a México tiene una carga emotiva similar a la de un atleta en Juegos Olímpicos. "Me siento como un deportista que viaja a representar a nuestro país.

Estoy orgulloso de ser mexicano".

Jorge Reynoso Pohlenz, curador de la pieza, compara la ficción futbolera de Calderón con las que hacía El Bosco de las fiestas populares. "El fútbol podría ser un carnaval que disfraza una alegoría moral, o viceversa. Pero es una manifestación cultural que permite lecturas abiertas".

 

 

Alineación

 

 

Mexico:

 

Cuauhtémoc Blanco

Claudio Suárez

Rafael Márquez

 

 

Director técnico: Manuel Lapuente

 

 

Brasil:

 

Roberto Carlos

Ronaldinho

Emerson

 

 

Director técnico: Mario Lobo Zagallo

 

 

Estadio: Azteca

Afluencia: 120 mil espectadores.

 

 

 

La ironía como herramienta

 

 

Miguel Calderón nació en la Ciudad de México en 1971. Estudió en el Instituto de Arte de San Francisco, California.

Su trabajo se ha expuesto de forma individual en la galería Andrea Rosen, de Nueva York, y en el Museo Rufino Tamayo y la galería La Panadería de la Ciudad de México, entre otros.

Ha participado en colectivas en el Centro Internacional de Fotografía de Nueva York, en el Mass MOCA, de Massachusetts, en el Instituto de Arte Contemporáneo de Palm Beach, en el Centro Contemporáneo de Arte PS1 de Nueva York y en el Kunsthalle, de Viena.

El trabajo de Calderón forma parte de una generación de artistas que crean y recrean materiales visuales que tienen origen en las imágenes televisivas de los años 60 y 70, y que muestran como sus más logradas herramientas a la ironía y al sarcasmo.

 

Comments