Lo más relevante de 2015 en el arte contemporáneo

POR EDGAR ALEJANDRO HERNÁNDEZ


Comienza un año más en una de las ciudades con mayor crecimiento de mercado y escena de arte contemporáneo. Los ojos del mundo están apuntando a la Ciudad de México, así que le pedimos a Edgar Hernández un resumen sobre lo más relevante de 2015.

The Orgies Mysteries Theatre, Hermann Kitsch. Imagen Flavorwire.

El presente recuento del año tiene la peculiaridad de que no puede ser visto como "lo mejor" de 2015 en el arte contemporáneo en México, ya que registra por igual eventos que afectaron en sentido positivo y negativo la escena local y que tuvieron importantes ecos en el extranjero, por lo cual deben verse como hechos que, para bien y para mal, formarán parte de la historia del arte en nuestro país.

El caso Hermann Nitsch

El suceso más relevante del año se hizo público el 30 de enero cuando el Museo Jumex anunciaba: "A través de este medio comunicamos a prensa, amigos y público en general que la exposición del artista vienés Hermann Nitsch queda suspendida. En su lugar se presentaráColección Abierta 02, una muestra que reunirá diversas piezas destacadas de la Colección Jumex con obras de Wilfredo Prieto, Dieter Roth, Hans-Peter Feldmann y Andreas Slominski, entre otros."

En dos párrafos el Museo Jumex intentaba esconder uno de los escándalos que marcarían no sólo al recinto fundado por Eugenio López, sino que daría un golpe de realidad sobre las infladas expectativas que había generado un año antes la nueva sede de la Fundación Colección Jumex en Plaza Carso.

De entrada el comunicado omitía que las obras de Nitsch ya estaban en México dentro de un contenedor en el puerto de Veracruz, que el propio artista austriaco estaba en el país y que seguía presionando para que de alguna forma el proyecto no se desechara por completo.

Al final lo único que se logró, y que ni siquiera pudo ver Nitsch porque casi toda su estancia en México se la pasó internado en un hospital a causa de una infección pulmonar, fue que se estrenara el concierto Sinfonie für Mexiko City, en el Museo Ex Teresa con la participación de 40 músicos del Conservatorio Nacional de Música y del ensamble Liminar, bajo la dirección del italiano Andrea Cusumano.

¿Qué provocó la cancelación de una muestra que el curador Michel Blancsubé investigó durante años con el financiamiento de la Fundación Colección Jumex? Tampoco se hizo público, pero dentro de la comunidad cultural se corrió como pólvora el rumor de que la empresa trasnacional La Costeña/Jumex había cedido a la solicitud promovida en la plataforma change.org para que la muestra no se llevara a cabo, bajo el supuesto de que los cinco mil firmantes que se sumaron a la petición estaban en contra de la mutilación y sacrificio de animales durante las acciones teatrales del artista; las cuales nunca se programaron para el Museo Jumex.

En los hechos, lo que el escándalo Nitsch destapó fue la falaz teoría de que ante la ignorancia y desinterés del Estado mexicano hacia las expresiones de arte contemporáneo, la iniciativa privada se había vuelto la salvación de una escena artística que no sólo había sumado un gran prestigio internacional, sino que en la actualidad ya se había vuelto un importante atractivo para el público y los coleccionistas mexicanos.

Los intereses empresariales habían destruido a patadas el proyecto cultural que, en teoría, proponía el Museo Jumex y para acentuarlo depidió y/o aceptó la renuncia no sólo del curador de la muestra Michel Blancsubé, sino de toda la estructura administrativa del recinto: desde su director, Patrick Charpenel; hasta el encargado de servicios educativos, Samuel Morales. Sólo quedó el pretencioso edificio diseñado por David Chipperfield.

Bajo la dirección interina de Julieta González (también nueva curadora en jefe), el Museo Jumex se ha dedicado casi exclusivamente a inaugurar exposiciones importadas de recintos del extranjero, programa aún planeado por Patrick Charpenel. Apagar el incendio con grandes nombres para que vuelvan a la zona de confort los maltratados intereses empresariales.

Alÿs duplicado

Don't cross the bridge before you get to the river (2008), Francis Alÿs.

La exposición más importante de 2015 fue protagonizada por el artista belga afincado en México, Francis Alÿs, y ocurrió simultáneamente en dos recintos de la Ciudad de México: el Museo Tamayo y la Sala de Arte Público Siqueiros, que inauguraron, respectivamente, Relato de una negociación. Una investigación sobre las actividades paralelas del performance y la pintura de Francis Alÿs y Hotel Juárez.

Con una narrativa casi pedagógica, Relato de una negociación revisó alrededor de una década de trabajo, a partir de exhibir la producción expandida de las obras No cruzarás el puente antes de llegar al río, (2008), Tornado (2000-2010) y Afganistán (2011-2014). Si bien la obra de Francis Alÿs se vincula directamente con la producción en video, la curaduría de Cuauhtémoc Medina puso énfasis en el diálogo que existe entre la pintura y las acciones del artista belga, donde se relaciona la escenificación y el registro de dichas acciones, con el acto de imaginarlas y llevarlas al plano pictórico.

Si bien es innegable la pertinencia de presentar estas obras en México, ya que la última muestra retrospectiva de Francis Alÿs había ocurrido en 2006 en el Antiguo Colegio de San Ildefonso, también es cierto que para el público familiarizado con su trabajo dejó una ligera decepción, una sensación de "ya vi esas obras", ya que la mayoría de las piezas se habían desplegada ampliamente en museos y bienales alrededor del mundo.

Es en este punto donde la doble inauguración adquiere relevancia, ya que Hotel Juárezmostraba Paradoja de la praxis #5, su producción más reciente, que además refieren al conflicto político y social más inmediato, pues registra con una impecable poética visual la crisis de violencia que ha permeado la última década a nuestro país.

Paradoja de la praxis #5 puede leerse bajo muchas capaz, pero destaca por mucho la capacidad de la pieza para sintetizar visualmente la presencia y pertinencia en la producción de Francis Alÿs en México, a partir de que repite uno de las prácticas más simples y contundentes de su producción: sus caminatas a través de la ciudad.

Si en 1997 el artista cruzó el Centro Histórico de la Ciudad de México empujando un bloque de hielo, en 2014 realiza el mismo gesto por Ciudad Juárez, pero pateando una bola de fuego. El día se vuelve noche, el hielo se vuelve fuego, el foco no está en la capital del país, sino en la frontera norte. Con una economía de recursos y una impecable fotografía, el artista nos muestra cómo ha cambiado este país.

Músculo de las galerías

Es por demás significativo que con sólo dos ediciones el Gallery Weekend México haya logrado una relevancia y, sobre todo, un consenso tan contundente dentro del mercado del arte mexicano.

Como si se planteara una suerte de contrapeso a la feria Zona Maco, que cada año marcaba el paso a la actividad comercial dentro del arte contemporáneo en nuestro país, el Gallery Weekend México se realizó del 18 al 20 de septiembre con un total de 32 exposiciones que se distribuyeron en la ciudad a través de 26 galerías y espacios independientes. El momento fue importante porque permitió a las galerías no sólo apostar con artistas que ya cuentan con un reconocimiento en la escena local, sino que permitió que recintos como Kurimanzutto, Hilario Galguera y OMR, le apostara a creadores jóvenes y/o a proyectos curatoriales un poco más arriesgados. Si bien los resultados fueron variopintos, el relevante el síntoma y la oportunidad de que exista otra fecha del año para experimentar más allá de lo que se pueda hacer para la feria Zona Maco.

Pertinencia rusa

Si bien el aparato mercadológico detrás de las exposiciones Leonardo da Vinci y la idea de la belleza y Miguel Ángel Buonarroti. Un artista entre dos mundos las volvieron un éxito de taquilla ampliamente cacareado por el Conaculta, la muestra que realmente trajo al Museo del Palacio de Bellas Artes piezas fundamentales de uno de los movimientos artísticos que marcaron al siglo XX, fue la exposición Vanguardia rusa. El vértigo del futuro.

No sólo porque se puede ver el Cuadro negro sobre blanco, de Kasimir Malévich; o elModelo del monumento a la tercera internacional, de Vladímir Tatlin; verdaderos iconos de la vanguardia internacional, sino porque este cuerpo de obras nos permite entender un poco más cómo se originaron los movimientos y discursos que hoy marcan la escena del arte contemporáneo.

Si una exposición tiene la oportunidad de generar pensamiento crítico y dar luz sobre nuestra producción actual, Vanguardia rusa está muy por encima de los blockbuster de Leonardo y Miguel Ángel, que además cargan con la losa de que exhibieron piezas muy derivativas y/o de dudosa procedencia, como El Cristo de la Minerva, de Miguel Ángel.

Reescribir la historia: Grupo Proceso Pentágono

Grupo Proceso Pentágono: políticas de la intervención 1969-1976-2015. MUAC, 2015. Foto David González para MUAC.

Si hablamos de revisiones históricas que marcaron el presente año, la exposición Grupo Proceso Pentágono: política de la intervención 1969-1976-2015, en el Museo Universitario Arte Contemporáneo, se destaca y adquiere un sitio central, pues deja clara la vigencia que tiene la práctica política y estética de este colectivo de artistas que durante muchos años estuvo olvidado, pero que en la última década ha vivido un resurgimiento a partir de una cuidadosa investigación de archivo.

Compuesto por Carlos Fink, José Antonio Hernández Amezcua, Víctor Muñoz, Felipe Ehrenberg, Carlos Aguirre, Miguel Ehrenberg, Lourdes Grobet y Rowena Morales, Proceso Pentágono puede verse como uno de los puntos inneludibles para entender las prácticas contemporáneas del arte, además de que su producción sigue siendo vigente en términos políticos y sociales, pues la corrupción, el abuso de poder y la violencia generadas por el Estado no se han erradicado.

¿Qué depara 2016?

Poco se ha ventilado sobre lo que habrá en términos del arte contemporáneo para el próximo año. Se especula sobre una gran exposición de Anish Kapoor en el MUAC, hay algunas piezas propuestas para la feria Zona Maco que prometen ser polémicas y dar mucho de qué hablar. También está en puerta la revisión que hará Guillermo Santamarina sobre el mítico Taller de los Viernes (Abraham Cruzvillegas, Gabriel Orozco, Damián Ortega, Dr Lakra y Gabriel Kuri) en la galería Kurimanzutto. Ojalá lo más destacado de 2016 no vuelva a ser un gesto de censura.


Comments