Ofende a Díaz Ordaz aparecer en libro de Daniela Rossell

POR EDGAR ALEJANDRO HERNÁNDEZ

 


Llorosa y frente a una decena de reporteros gráficos de sociales, Paulina Díaz Ordaz, nieta del ex Presidente Gustavo Díaz Ordaz, reclamó a la fotógrafa Daniela Rossell haber publicado sin su consentimiento, en el libro Ricas y famosas, las imágenes que tomó en su casa para un estudio por el que la artista cobró, actitud que calificó como un insulto.

Durante la presentación del libro de Océano, realizada la noche del miércoles en la Torre del Lago, en Polanco, la nieta del ex Mandatario dijo a Rossell que estaba muy disgustada con la publicación, ya que las fotos representaban un peligro por la posibilidad de un secuestro. "Te pido que no malinterpretes el trabajo", pidió la fotógrafa. "Ve el libro, es una propuesta artística".

Díaz Ordaz, sin escuchar sus razones, le repitió que era injusto que hubiera tomado las fotografías para exhibirlas en Nueva York y ahora incluirlas en un libro.

La fotógrafa de 29 años, hija del ex Gobernador de Hidalgo, Guillermo Rossell (el único político que asistió a la presentación), "aprovechó sus relaciones" familiares, sostuvo, para realizar su serie y entrar a las casas de las jóvenes más adineradas de México.

Este hecho fue calificado por Díaz Ordaz como un "verdadero insulto", ya que a las personas fotografiadas, aseguró, no se les dijo que las imágenes formarían parte de una exposición.

"Es un insulto porque no somos ni las más ricas ni las más famosas de México. A mí nunca me dijeron que se iban a publicar. Cuando se hicieron las fotos me preguntaron si quería un estudio fotográfico, pero fue un trabajo que pagué, se me entregaron las fotos y no me comentaron que serían publicadas en este contexto".

Paulina, hija de Alfredo Díaz Ordaz y Paulina Castañón, formó parte del centenar de personas que asistió a la presentación (no había acceso al público), donde estuvieron presentes figuras de la cultura como el ex director del INBA Ignacio Toscano, la editora de Alfaguara Marisol Schultz, los galeristas Enrique Guerrero y José Kuri, y el cineasta Carlos Marcovich.

Pero lejos de disfrutar el coctel y las bandejas con guisos mexicanos, la nieta del ex Presidente arremetió de nuevo contra Rossell para señalar que le parecía "verdaderamente reprochable" que las imágenes de lujo y exceso protagonizadas por ella y un grupo de mujeres de la clase alta mexicana se exhibieran en el extranjero.

"Esto -dijo señalando el libro- no es México, tampoco lo que se está mostrando en Nueva York (dentro de la muestra colectiva Ciudad de México: Una exhibición sobre los tipos de cambio de cuerpos y valores, en la PS1, galería alterna del MoMA). No sé qué piensen las demás mujeres, pero yo estoy indignada. Imagina cómo voy a ir a pedir trabajo: 'Hola, soy Paulina y estoy en el libro Ricas y famosas'. Es un total desprestigio para mi persona".

Antes de ser cuestionada por Díaz Ordaz, Rossell se escondió en una esquina del salón, donde se limitó a escuchar los comentarios de los presentadores, ocultando la cara a los fotógrafos.

Por razones que nunca se explicaron, la artista no subió al estrado; en su lugar, mandó a una amiga que se presentó como "la autora del libro", para luego leer un texto en el que defiende la libertad del artista para presentar un trabajo que definió como ambiguo.

"Las fotografías que presento son un archivo visual de las cosas, casas y gente que fui fotografiando a lo largo de siete años. Ricas y famosas se refiere más al género fotográfico que a una verdad absoluta sobre las personas involucradas. En estas fotos pueden ver con lo que me encontré y la relación entre mi persona y las mujeres fotografiadas, quienes posaron voluntariamente en un ambiente relajado y confortable.

"Como artista defiendo y tengo derecho a la ambigüedad que presento en este trabajo. No debo dar explicaciones sobre mis posiciones morales y la manera como se interpreta este libro, al igual que las aspiraciones políticas, disgustos, temores, empachos o rencores están fuera de mi control. No es importante mi opinión sobre el mismo y no me corresponde traducir a palabras lo que expreso de manera visual", concluyó la sustituta.

Al final de la presentación y tras escuchar los reclamos de Díaz Ordaz, Rossell se retiró con la joven a uno de los salones, mientras el resto de los invitados se concentraba en los platillos.


//////////////////////////////////////////////////////

Cartas a Cultura/ Aclara Rossell relación con Díaz Ordaz

Escribo para aclarar una que otra cosa con respecto a la nota publicada en la sección Cultura el día 30 de agosto del 2002 con título "Ofende a Díaz Ordaz que publiquen sus fotos". En la nota, escrita por Edgar Alejandro Hernández, la Srita. Paulina Díaz Ordaz declara su descomfort (sic.) en relación al proyecto fotográfico Ricas y famosas. Como noto que vienen bastantes mentiras dentro de este artículo (el furibundo ex Gobernador de Hidalgo no es mi padre), quiero poner en claro lo siguiente. Me queda, sin embargo, la duda de si la Srita. Paulina Díaz Ordaz hizo las declaraciones que se le atribuyen en verdad. Leo que a mi me citan, y a menos que el reportero estuviera plantado en la maceta al lado de la cual platiqué con la Srita. Díaz Ordaz, en el famoso rincón, no veo de dónde sacó lo que supuestamente dije. En cualquier caso, el primer punto de suma importancia es que yo, la autora de Ricas y famosas, tengo un permiso firmado por la Srita. Díaz Ordaz donde autoriza por escrito la publicación y reproducción de las fotografías donde aparecen ella, su casa y sus pertenencias, en cualquier medio y/o publicación, su uso para exposiciones en galerías y museos y donde me libera de cualquier reclamación relativa a dichas fotografías. Además, yo no le cobré ni un peso por hacerle su estudio como lo mencionan en la nota. La sesión de fotos la hice por un interés personal usando mis propios medios. Mucho tiempo después, cuando la fui a visitar para platicarle de mi plan de hacer un libro, y cuando ella me firmó el permiso antes mencionado, me pidió que le hiciera ampliaciones de algunas fotos, me parece que fueron doce, sencillamente porque le gustó bastante como se veía en ellas. Lo que yo le cobré fue el precio del Laboratorio Mexicano de Imágenes por hacer este trabajo, lugar donde mande a hacer las ampliaciones de 11 x 14 pulgadas que ella seleccionó. Le cobré cero pesos por mi mano de obra como fotógrafa, y gané cero pesos en esta transacción. Incluso le enseñé la lista de precios del laboratorio para que ella entendiera que yo no le estaba cobrando personalmente ni un peso. En el libro, la Srita. Díaz Ordaz aparece anónimamente, pero al hacer estas declaraciones ella se identifica en público, lo que me parece era lo menos deseado. De todas formas, le pido a la Srita. Díaz Ordaz que diferencie entre el contexto dentro del cual se publica el libro y la manera en que la prensa presenta y habla de estas fotografías. Le pido que diferencie entre lo que hice yo y lo que hacen otras personas. Por otro lado, entiendo que esté harta de la atención dirigida al libro, es una verdadera sorpresa para todos los involucrados. Le pido a la Srita. Paulina Díaz Ordaz una disculpa por provocar de alguna forma esta situación, y le recuerdo que es pasajera y que en unas semanas ya no va a haber ni quién se acuerde.

Sinceramente, Daniela Rossell
 

Aclaración

Daniela Rossell no es hija del ex Gobernador de Hidalgo, Guillermo Rossell, sino nieta. Ofrecemos una disculpa a la artista, a sus familiares y a los lectores por esta imprecisión.

Comments